Dolor de trapecio y fisioterapia

Dolor de trapecio y fisioterapia

Son muchos los pacientes que acuden a nuestro centro MasFisio quejándose de una sensación de pesadez constante en los hombros, como si llevasen una mochila cargada todo el día. Las molestias en la zona superior de la espalda son muy comunes entre la población y llegan a afectar la calidad de vida de las personas.

En artículos anteriores ya hemos hablado sobre el dolor de cuello que se genera cuando permanecemos muchas horas delante de la pantalla del ordenador o del teléfono . Hoy vamos a profundizar un poco más en el músculo donde se concentran muchas de estas molestias: el trapecio.

¿Que es el trapecio?

Este músculo es uno de los más anchos de la espalda y se encuentra en la capa más superficial de la musculatura. Tiene forma de cometa y abarca desde el cuello hasta la mitad del tronco.

El trapecio consta de tres partes: alta, media e inferior,  y cada una de ellas está implicada en distintas acciones como levantar los brazos, girarlos y flexionar la cabeza o dar estabilidad a la columna vertebral.

Debido a su extensión y la cantidad de zonas a las que se superpone y une, no es de extrañar que muchos de los dolores que padecemos en la zona superior de la espalda y en zonas anexas a estás puedan estar ligadas al músculo trapecio y su correcto cuidado.

Dolor de trapecio

¿Qué puede causar dolor de trapecio?

Como decíamos antes, que nuestro trapecio se encuentre contracturado es uno de los principales causantes de dolor de cuello y espalda. Es muy fácil que se originen estos molestos “nudos” sin necesidad de sufrir lesiones o accidentes graves, simplemente las actividades cotidianas pueden estar provocándonos esta sobrecarga en la zona.

La repetición de ciertas posturas mantenidas en el tiempo provocará la sobrecarga del músculo trapecio.

Dolor de trapecio

Nuestros músculos están débiles y fatigados por la gran demanda a la que les sometemos en el día a día. El trabajo o estrés son solo algunos de los principales factores que pueden provocar dolor en el trapecio, pero, vamos a enumerar y explicaros algunas a mayores:

  • Estiramiento excesivo del músculo: se produce cuando intentamos que nuestros músculos se flexibilicen más allá de sus límites o por movimientos demasiado rápidos.
  • Estrés y ansiedad: sin lugar a dudas es una de las principales causas de la tensión, sobre todo en la zona superior de la espalda. El estrés y la ansiedad hacen que los músculos del trapecio se tensen causando una excesiva contracción del mismo.
  • Posturas repetitivas: muchas horas en la misma posición, por leve o poco forzada que sea la postura, pone en tensión la zona de los trapecios, igual que levantar objetos sea cual sea su peso.
  • Mala postura: Si además de las posturas repetitivas que hacemos a diario le añadimos la mala postura en que las ejecutamos, tendremos un desencadenante de dolor muy fuerte. Las malas posturas pueden volverse permanentes si no se corrigen a tiempo.
  • Presión localizada: bolsos, mochilas, bolsas e, incluso, sostenes inadecuados ejercen una presión constante sobre el trapecio, tirando del mismo y sobrecargándolo.

Algunos síntomas que produce un trapecio dañando

El principal síntoma que experimentan las personas con tensión en el trapecio es la sensación de dolor punzante en una o varias áreas de este músculo, además de manifestarse en zonas adyacentes:

  • Dolor de cabeza y cervical: los nervios se comprimen creando lo que conocemos como cefaleas tensionales que pueden abarcar desde la base del cráneo hasta las sienes.
  • Rigidez en la parte superior de la espalda: Las contracturas localizadas en la zona superior del trapecio provocan rigidez y dolor de cuello y hombros. Además, se le asocian hormigueo y debilidad en los brazos que se puede extender hasta los dedos de las manos.
  • Dolor y limitación de movimientos: Cuando el músculo está rígido, generalmente obliga al paciente a mantener una postura fija para evitar movimientos que le generen más dolor, afectando al desarrollo de su vida normal como conducir, vestirse o, simplemente, girarse para saludar a alguien.
  • Dificultades respiratorias: El trapecio es un músculo respiratorio accesorio que ayuda a abrir el pecho para respirar. Cuando está contracturado dificultará que llenemos correctamente los pulmones e, incluso, podrá sentir calambres durante la inspiración.
  • Dificultad para dormir: Si el trapecio está dañado sentiremos una sensación de dolor constante en la zona al estar acostados por lo que será muy complicado conciliar el sueño o que este sea reparador.

Recuerda que en MasFisio te ofrecemos el mejor tratamiento adaptado a la patología de cada cliente.

Prevenir la sobrecarga del trapecio

Casi parece inevitable que nuestro trapecio vaya a sufrir en nuestra rutina diaria, pero podemos ayudarlo a mantenerse sano con sencillos consejos como los que vimos en post anteriores. También podemos añadir a nuestra lista estos tips para mejorar nuestra salud muscular:

  • Evitar cambios de temperatura bruscos
  • No forzar el cuello en posturas complejas o incorrectas como hablar por el teléfono sujetándolo con el hombro.
  • Evitar el estrés y la ansiedad.
  • Cambiar de postura frecuentemente.
  • Realizar estiramientos y ejercicios de reeducación postural.

Es importante que diariamente seas consciente las posturas que adoptas y puedas reeducar tu cuerpo. Mantener el trapecio flexible y fuerte nos ayudará a prevenir el dolor. En MasFisio os ayudaremos a relajar esta musculatura aplicando diferentes técnicas y ejercicios sencillos que también podréis practicar en vuestro día a día. ¡Te esperamos!

Renew or change your cookie consent